¿Preguntas? Llama a la línea en Bogotá (57-1) 753 9548 o escríbenos

EMPLEADORES NO PUEDEN PUBLICAR INFORMACIÓN FALSA DE SUS EMPLEADOS. (SENTENCIA HISTÓRICA)

Por medio de la Sentencia T-921-2002 la Corte Constitucional prohibió a los empleadores publicar información falsa de sus empleados o ex empleados, más aún cuando no se les ha llevado un justo proceso. En el caso de que una información divulgada no sea cierta se puede exigir la rectificación.

Derecho Justo sintetiza el problema jurídico planteado y la respuesta dada por la Corte.

El Problema...

El ex presidente de una federación privada afirma que la empresa en la que desempeñaba sus funciones informó a sus afiliados, vía correo electrónico y medios de comunicación pública, hechos no probados que comprometen su prestigio. Por lo anterior considera vulnerados sus derechos al buen nombre y a la honra. En consecuencia, solicita que la federación, rectifique las informaciones expresadas en el e-mail aludido y que fueron divulgadas posteriormente por algunos medios de comunicación social.

...La Respuesta

Una empresa no puede, bajo el argumento de su derecho a informar, divulgar información inexacta sobre el despido de uno de sus ex empleados sin vulnerar sus derechos fundamentales al buen nombre y a la honra. Lo anterior, teniendo en cuenta que:

1. Se presenta una efectiva vulneración cuando: sin justificación ni causa cierta y real, es decir, sin fundamento, se propagan entre el público -bien en forma directa y personal, ya a través de los medios de comunicación de masas- informaciones falsas o erróneas o especies que distorsionan el concepto público que se tiene del individuo y que, por lo tanto, tienden a socavar el prestigio y la confianza de los que disfruta en el entorno social en cuyo medio actúa, o cuando en cualquier forma se manipula la opinión general para desdibujar su imagen.


2. No resulta admisible a la luz de la Constitución que se afirmen como ciertas conductas u omisiones que constituyen graves infracciones disciplinarias y que no han sido establecidas previo un debido proceso con observancia del derecho de defensa que éste supone.


  • IMPRIMIR
  • Compartir
  • Facebook

NOTAS RELACIONADAS

  • UN VENDEDOR INFORMAL FUE DESALOJADO DEL ESPACIO PÚBLICO EN IBAGUÉ. CORTE CONSTITUCIONAL ORDENA SU REUBICACIÓN DONDE PUEDA EJERCER SU ACTIVIDAD PRODUCTIVA

    Una señora había sido poseedora por 7 años de una caseta ubicada en una calle del municipio de Ibagué en la que vendió frutas y verduras, de esta venta había derivado el sustento de sus dos hijas, dependientes económicamente de ella. La señora había pagado cumplidamente los respectivos impuestos y el servicio de energía eléctrica. El municipio de Ibagué a través de un acto administrativo declaró que la señora era una ocupante indebida del espacio público y ordenó su desalojo sin ofrecerle una alternativa de reubicación. Bajo tales circunstancias, la Corte Constitucional en sentencia T-135-2010 ordenó al municipio de Ibagué ofrecer a la afectada un plan que contenga medidas adecuadas, necesarias y suficientes para reubicarla en un lugar en el que pueda ejercer una actividad productiva, acorde con el ordenamiento jurídico.

    Ver más >>
  • LA RED DE SOLIDARIDAD SOCIAL NO PUEDE NEGAR A UN DESPLAZADO LA INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO NACIONAL DE POBLACIÓN DESPLAZADA

    La Corte Constitucional en Sentencia T-175-2005 amparó los derechos a la igualdad, vida, salud, libertad de circulación, presunción de inocencia y debido proceso de una mujer cabeza de familia que había sido desplazada por la violencia. Además, ordenó a la Red de Solidaridad Social incluir su núcleo familiar en todas las operaciones de ayuda humanitaria. Derecho Justo te informa más sobre este caso.

    Ver más >>
  • CORTE ORDENA AL INPEC REVOCAR LA ORDEN DE TRASLADO DE UNA RECLUSA POR VIOLACIÓN DEL DERECHO A LA UNIDAD FAMILIAR

    Corte ordena al INPEC revocar la orden de traslado de una reclusa. Una madre cabeza de familia se encontraba privada de la libertad. Posteriormente fue trasladada del establecimiento penitenciario en el que se encontraba a una reclusión de mujeres en una ciudad diferente. Los menores hijos de la reclusa se encontraban al cuidado de una señora ajena a la familia, en razón a que su padre nunca estuvo a cargo de ellos. Por la lejanía de la cárcel a la que fue trasladada la reclusa, le era imposible coadyuvar en el desarrollo de sus hijos y además ni ella, ni la persona que los cuidaba contaba con los recursos económicos necesarios para sufragar los gastos de transporte para visitarla. Ante la negativa del INPEC de trasladarla de nuevo al primer lugar de reclusión, la afectada interpuso acción de tutela. Conozca la decisión tomada por la Corte Constitucional en la Sentencia T-319-2011 descargando el Reporte Jurisprudencial.

    Ver más >>
Buscador especializado

RECOMENDACIONES