¿Preguntas? Llama a la línea en Bogotá (57-1) 753 9548 o escríbenos

DERECHO FUNDAMENTAL DE LAS MUJERES A LA INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO (ABORTO) EN LOS TRES CASOS DESPENALIZADOS POR LA CORTE CONSTITUCIONAL

En la Sentencia T-585-2010 la Corte Constitucional indicó que existe en Colombia un derecho fundamental a la interrupción voluntaria del embarazo en cabeza de las mujeres que se encuentran incursas en las tres hipótesis despenalizadas (Sentencia C-355-2006), derivado del contenido de los derechos fundamentales a la dignidad humana, al libre desarrollo de la personalidad, a la vida y a la salud física y mental y que se inscribe en la categoría de los derechos reproductivos.

Derecho Justo sintetiza el problema jurídico planteado y la respuesta dada por la Corte.

El Problema...

Una mujer que se encontraba en estado de embarazo interpuso acción de tutela solicitando el amparo de sus derechos fundamentales a la salud y la vida, los cuales, en su opinión, estaban siendo amenazados por el Hospital Departamental de Villavicencio E.S.E. La mujer es madre cabeza de familia de 24 años, perteneciente al régimen subsidiado. Encontrándose la mujer en estado de embarazo por cuarta ocasión éste fue diagnosticado como de alto riesgo. Manifestando su temor de morir, la mujer solicitó al Centro de Salud practicar el aborto de conformidad con uno de los casos planteados por la Corte Constitucional, es decir, cuando está en riesgo la salud de la madre. El médico que debía practicar el aborto se basó en la objeción de conciencia para no practicar el procedimiento. En el Hospital, los médicos no le ordenaron ningún examen tendiente a determinar si se presentaba peligro para su vida o su salud física y mental y se limitaron a darle citas para controles a la mujer y por lo tanto acudió al mecanismo judicial para que el Centro de Salud le practicara el aborto.

...La Respuesta

Un Centro de salud no puede negarse a practicar el procedimiento de aborto a una mujer que asegura que el embarazo genera peligro para su vida, salud física y mental, sin violar su derecho fundamental a la intervención voluntaria del embarazo. Lo anterior, teniendo en cuenta que:

1. Ninguna entidad prestadora de salud puede negarse a la interrupción voluntaria del embarazo cuando la mujer se encuentra bajo los supuestos establecidos en la sentencia C-355 de 2006, cualquiera que sea el tipo de afiliación a la seguridad social que tenga la mujer y con independencia de su condición social, económica, edad, capacidad de pago, orientación sexual o etnia.

2. Del derecho fundamental a la Intervención voluntaria del embarazo surge la obligación de garantizarlo en condiciones de calidad, oportunidad y seguridad. En los casos de la causal de peligro para la vida o la salud física o mental de la madre, se incluye una importante faceta de diagnóstico y el correlativo deber de las EPS e IPS de contar con protocolos de diagnóstico rápido en aquellos eventos en que los/as profesionales de la salud advierten la posibilidad de que se configure ésta hipótesis o la mujer gestante alega estar incursa en ella, y desea someterse al procedimiento, precisamente con el fin de determinar si se cumple el requisito impuesto en la sentencia C-355 de 2006 consistente en una certificación médica.


  • IMPRIMIR
  • Compartir
  • Facebook

NOTAS RELACIONADAS

Buscador especializado

RECOMENDACIONES