¿Preguntas? Llama a la línea en Bogotá (57-1) 753 9548 o escríbenos

NEGACIÓN DE CIRUGÍA EN MEDICINA PREPAGADA. (SENTENCIA HISTÓRICA)

Por medio de la Sentencia T-533-1996 la Corte Constitucional ordenó a una empresa de medicina prepagada realizar una cirugía que no está contemplada en el POS. Derecho Justo te da mayor información sobre este caso.

Derecho Justo sintetiza el problema jurídico planteado y la respuesta dada por la Corte.

El Problema...

Una persona se afilió a una entidad de medicina prepagada. En el momento en que suscribió el contrato no le fue practicado ningún examen encaminado a establecer si tenía alguna preexistencia. Tres años después de su afiliación el médico tratante encontró una miomatosis uterina gigante, cuyo tiempo probable de evolución -según el facultativo- había sido de cinco (5) años, para contrarrestar la enfermedad el médico ordenó una cirugía de carácter urgente. La entidad se negó a practicar la cirugía argumentando que la patología detectada se había iniciado con anterioridad a la fecha de suscripción del contrato por lo tanto, la compañía no podría cubrir la intervención quirúrgica denominada "miomectomía múltiple". Con base en lo anterior la paciente acudió la acción de tutela, invocando sus derechos a la salud y a la seguridad social, tanto respecto de ella como de su familia.

...La Respuesta

Si una empresa de medicina prepagada no practica algún tipo de examen médico antes de la suscripción de un contrato con un usuario no puede negarse a practicar una cirugía, aduciendo que la patología detectada se inició con anterioridad a la fecha en que se había suscrito el contrato, pues vulneraría su derecho fundamental a la salud. Lo anterior en razón a que:

1. Tal comportamiento resulta altamente lesivo del principio de la buena fe, inherente a todo servicio público (artículo 83 C.P.), y se constituye en peligroso instrumento contra los derechos fundamentales de las personas, quienes, en las circunstancias descritas -dada la unilateralidad de la decisión-, quedan totalmente a merced de la compañía con la cual ha contratado.

2. Las preexistencias siempre se deben consignar de manera expresa y taxativa. Las enfermedades y afecciones no comprendidas en dicha enunciación deben ser asumidas por la entidad de medicina prepagada con cargo al correspondiente acuerdo contractual.

3. En el curso del contrato, la compañía no puede modificar, en contra del usuario, las reglas de juego pactadas y pretender deducir unilateralmente que una enfermedad o dolencia detectada durante la ejecución del convenio se había venido gestando, madurando o desarrollando desde antes de su celebración y que, por tanto, pese a no haber sido enunciada como preexistencia, está excluída.


  • IMPRIMIR
  • Compartir
  • Facebook

NOTAS RELACIONADAS

Buscador especializado

RECOMENDACIONES