¿Preguntas? Llama a la línea en Bogotá (57-1) 753 9548 o escríbenos

EL INGRESO DE ANIMALES DOMÉSTICOS EN VEHÍCULOS PARA PASAJEROS

La Corte Constitucional a través de la Sentencia C-439-2011declaró la exequibilidad de la expresión ni animales contenida en el artículo 87 de la Ley 769 de 2002. Lo anterior, bajo el entendido que se exceptúan los animales domésticos de la prohibición que impedía llevarlos en vehículos para pasajeros, siempre y cuando sean tenidos y transportados en condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad, según las reglas aplicables.

Derecho Justo sintetiza el problema jurídico planteado y la respuesta dada por la Corte.

El Problema...

Artículo 87 de la Ley 769 de 2002 por la cual se expide el Código Nacional de Tránsito Terrestre.

“De la prohibición de llevar animales y objetos molestos en vehículos para pasajeros. En los vehículos de servicio público de pasajeros no deben llevarse objetos que pueda atentar la integridad física de los usuarios; ni animales, salvo que se trate de perros lazarillos. El equipaje deberá transportarse en la bodega, baúl o parrilla.”

...La Respuesta

El Congreso de la República puede prohibir el transporte de animales en los vehículos para pasajeros, sin vulnerar los derechos a la igualdad, el libre desarrollo de la personalidad y de locomoción de los tenedores de los animales, bajo el entendido que se exceptúan de dicha prohibición los animales domésticos siempre y cuando sean tenidos y transportados en condiciones de salubridad, seguridad, comodidad y tranquilidad, según las reglas aplicables.

En este sentido, la prohibición total no se encuentra proporcional ni necesaria respecto de animales domésticos tipo mascota, pues existen medidas diferentes de la prohibición de transportarlos en el servicio público que también permiten alcanzar niveles de salubridad, seguridad y comodidad a los usuarios sin necesidad de sacrificar derechos fundamentales de minorías tenedoras de mascotas.

Admitir esta prohibición resultaría desproporcionado y limitante de los derechos fundamentales si los dueños no estuvieran en capacidad de garantizar condiciones de seguridad, salubridad y comodidad de los usuarios mediante el uso de los medios autorizados por la ley para su transporte.

La prohibición de transportar animales en el servicio público automotor de pasajeros resulta compatible con la Constitución sólo en relación con las especies clasificadas por el Código Nacional de Recursos Naturales Renovables y sus normas concordantes, como “fauna silvestre”, en relación con la cual existe una expresa prohibición de tenencia para los particulares.

  • IMPRIMIR
  • Compartir
  • Facebook

NOTAS RELACIONADAS

Buscador especializado

RECOMENDACIONES