¿Preguntas? Llama a la línea en Bogotá (57-1) 753 9548 o escríbenos

VECINOS RUIDOSOPOSEEDORES DEBEN AGOTAR TODOS LOS MECANISMOS JUDICIALES QUE TIENEN A SU ALCANCE PARA QUE PROCEDA LA ACCIÓN DE TUTELA CONTRA UNA PROVIDENCIA

En la Sentencia T-108-2010 la Corte Constitucional se pronunció sobre la procedencia de la acción de tutela contra providencias judiciales. Lo anterior, en el caso de una poseedora de un inmueble la cual no interpuso los recursos en contra de las decisiones judiciales tomadas en el marco de una diligencia de lanzamiento.

Derecho Justo sintetiza el problema jurídico planteado y la respuesta dada por la Corte.

El Problema...

Por orden de un juez un inspector de policía procedió a realizar la diligencia de lanzamiento en un inmueble donde habitaba una mujer y su familia. Dentro de la diligencia, la afectada presentó oposición con fundamento en su condición de poseedora con ánimo de señor y dueño, la cual ostentó por más de nueve años. Además indicó que había existido un fraude dentro del proceso ante el juzgado, pues nunca existió el contrato de arrendamiento entre el compañero permanente de la afectada y la dueña del lote donde se construyó el inmueble. El inspector encargado no dio trámite a la oposición ni permitió rendir los testimonios solicitados por la poseedora, al considerar que los derechos de posesión alegados deben ser motivo de debate a través de una demanda de prescripción adquisitiva ante la jurisdicción civil y no ante la autoridad de policía. La abogada de la parte opositora no interpuso recurso alguno contra lo decidido por el Inspector.

...La Respuesta

Una poseedora no puede ejercer la acción de tutela contra una providencia que no accedió a la oposición y a las pruebas solicitadas por ésta dentro de la diligencia de lanzamiento, que se llevó a cabo por comisión conferida por un Juzgado, sin haber agotado todos los mecanismos judiciales que tiene a su alcance. Lo anterior, teniendo en cuenta que:

1. La acción de tutela contra decisiones judiciales se condiciona al despliegue diligente y leal de los derechos y deberes de las partes en un proceso.

2. La acción de tutela no suplanta ni reemplaza a los mecanismos ordinarios ni sirve para remediar la negligencia de alguna de las partes procesales. Es una revisión extraordinaria y excepcional de la constitucionalidad de las decisiones judiciales cuando la persona presuntamente afectada ha agotado todos los recursos a su alcance y se encuentra en condiciones de indefensión.

3. Los afectados deben obrar con el grado de diligencia mínima que se le exige a los ciudadanos frente a sus propios asuntos procesales. Deben interponer oportunamente los recursos y mecanismos ordinarios de defensa judicial.

En estos casos una acción de tutela procede contra providencias judiciales cuando el afectado logra acreditar los motivos o razones extraordinarias que le impidieron ejercer los recursos que tenía a su alcance.

  • IMPRIMIR
  • Compartir
  • Facebook

NOTAS RELACIONADAS

Buscador especializado

RECOMENDACIONES